Arbol de Argan

El árbol de argán con el nombre científico de (Argania spinosa) crece mayoritariamente en las ardidas del Noroeste de Marruecos en la zona subsahariana y también se puede encontrar en algunas zonas áridas del sur de España aunque en menor medida.

Es un árbol o arbusto perenne de tamaño pequeño que no suele superar los 9 metros de altura, es de crecimiento lento y puede llegar a alcanzar los 250 años, su tallo es muy rugoso y posee muchas espinas junto a una copa densa.

Debido a la aridificacion del territorio donde se da está considerado como una especie rara, apareciendo como una especie con alto riesgo de extinción, por lo que los bosques de argán en marruecos están declarados como reserva de la biosfera de la UNESCO, para intentar proteger su ecosistema en las poblaciones bereberes.

El árbol de argán suele florecer sobre el mes de abril y posee sus hojas alternas y solitarias de un color verde oscuro, sus flores son de un color verde amarillento y de pequeño tamaño.

El fruto del árbol de argán es una baya carnosa de forma ovalada y de un color verde amarillento que posee un sabor amargo si se consume crudo, este fruto suele madurar sobre el mes de junio y adquiere un color marrón cuando está seco, de su interior es de donde se obtiene la nuez de argán la responsable de los enormes beneficios que da.

usos del arbol de argan

Usos del árbol de argán.

La madera del árbol de argán es muy dura y resistente y es conocido como el árbol de madera de hierro por lo que su principal uso es la construcción, aunque también se suele utilizar como combustibles.

El fruto del argán o nuez de argán, es un fruto que suele comerse crudo en el suroeste de Marruecos y del que también se extrae el famoso aceite de argán, muy utilizado en cosmética últimamente en todo el mundo.

Su aceite vegetal también es utilizado en la cocina para freír entre los poblados bereberes gracias a su gran contenido en omega 9 y vitamina E, además tiene un buen aguante a la alta temperatura.

Los subproductos de la extracción del aceite se utilizan como alimento para el ganado y las cascaras del fruto se usan como combustible.

Las hojas del árbol también son utilizadas como alimento animal, es muy frecuente encontrar alguna cabra subida a sus ramas alimentándose.