Sugi o cedro japonés

Japón tiene una diversidad de flora un fauna muy amplia y sobre todo especial, y uno de los mejores ejemplos de esto es el Sugi o cedro japonés (Cryptomeria japonica), una especie con una características única que lo han hecho convertirse en uno de los emblemas del país del Sol Naciente, siendo el árbol Nacional japonés y muy habitual alrededor de los templos. Sin embargo, se cree que su origen está en China, donde también es  muy usado como planta ornamental y para carpintería desde hace miles de años.

sugi

Este enorme árbol puede llegar a medir nada menos que 70 metros de altura y también tiene un gran diámetros de unos 4- 5 metros. Este tamaño y grosor lo convierten también en uno de los árboles más longevos del planeta llegando a alcanzar edades de varios miles de años. Su planta es simétrica, algo ensanchada en la base y su corteza es de color rojizo, rugosa y fuerte como la de la secuoya. Sin embargo, sus piñas son más pequeñas y sus hojas perennes  son en forma de aguja y más alargadas, aunque también son espiraladas. Estas agujas son de un color verde vivo que en otoño se vuelve rojizo. La madera es excelente: de color rosado, ligera y aromatizada pero muy robusta y resistente al agua, por lo que se usa ampliamente en construcciones y mobiliario.

Se reproducen mediante conos (coníferas), aunque se pueden llegar a reproducir tanto por semillas como por estacas.

Tanto en Japón como en China se utiliza mucho en parques, bosques y jardines y de hecho en Japón existe una famosa avenida en Nagano con árboles de 65 metros de altura. Sin embargo, en zonas templadas de Europa y Norteamérica también se la puede encontrar como planta ornamental.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *