Abetos (Abies alba)

Vamos a hablar de una de las especies más extendidas a lo largo del mundo, aunque su origen está en Europa, en los pirineos y en general la parte sur y central del continente. Su nombre es en latín es Abies alballamado comúnmente abeto.  Abies es sencillamente abeto en la lengua romana y alba significa blanco, lo cual se refiere a su corteza.

Aunque ahora ya se utiliza menos su madera, fue muy apreciada y utilizada por culturas anteriores como los griegos y los romanos para construir barcos y edificios en tierra. Ahora se usa especialmente su trementina por ser balsámica, además de que esta especie al ser resistente y grande crea bosques magníficamente frondosos.

abeto

 

Este tipo de árbol es perenifolio monoico (hoja perenne) y tiene un tronco muy fuerte y leñoso con una corteza sin embargo lisa, pálida y blanquecina. Sus ramas son verticiladas y tiene numerosas ramificaciones densamente pubescentes, lo que quiere decir que sus ramas tienen muchos pelillos que por la mañana acumulan rocío. Algunos llegan a adquirir una altura enorme de las 30 y 50 metros y su copa es de tipo cónica.

En relación con las hojas, son de tipo cilíndrico y no las pierde en ningún momento. Están insertadas helicoidalmente en forma de doble peine y llegan a alcanzar los 3 centémtros de longitud. Son muy flexibles y muy simples ya que se trata de un árbol bastante primitivo.

Vamos ahora a describir los tres tipos de piñas o conos que contiene el abeto:

  • Conos masculinos: estos tienen un color que va desde el amarillo a un tono rojizo y se encuentran en las axilas de las hojas especialmente en las rámas jóvenes. Alcanzan unos 3cm de longitud.
  • Conos femeninos: Las piñas o conos femeninos aparecen en primavera y en otoño ya han madurado. El color de estos conos es verdoso y alcanzan unos 4 centímetros de longitud. En el abeto, se encuentran en la parte más alta de la copa. Cuando los conos o piñas están maduros su forma cambia, crecen hasta alcanzar los 10 o 20 centímetros de longitud y 5 de diámetro y adquieren un color pardo con escamas leñosas y semillas en sus haces. Al llegar a su madurez suelen desarticularse y caer del árbol. Las semillas del interior tienen una forma ovalada y se encuentran a su vez recubiertas por una corteza dura (piñones).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *