Baobab

Uno de los árboles más insólitos y bellos del planeta es sin duda el baobab, un ejemplar que puede llegar a tener hasta 25 metros de altura y un perímetro de 40 metros nada menos, por lo que son especialmente longevos y algunos viven miles de años. De hecho, las leyendas afirman que incluso hay estaciones de autobús y cafeterías dentro de algún baobab especialmente grande. Lo habitual sin embargo es que cuenten con un tronco de 10m de diámetro y midan entre 15 y 20 metros de alto.

Baobab

El origen de este árbol es la zona del sur del desierto del Sahara (África) y siempre lo encontramos en zonas semiáridas. Sin embargo, hay Baobabs a lo largo de casi toda África como el Parque Nacional de Kruger, en las montañas Lebombo, ya que pueden sobrevivir a unos mil metros sobre le nivel del mar con facilidad.

Su tronco es leñoso y su lisa corteza se suele utilizar para elaborar cuerdas, pero también puede almacenar una enorme cantidad de agua (hasta 120 litros). Sus hojas son utilizadas también para hacer sopa.

Sus flores, blancas y lobuladas, son hermafroditas y producen un fruto muy parecido a un melón pero de menor tamaño. Este fruto es muy rico en fibra y cuenta con muchos nutrientes, por lo que se toma como alimento en forma de pasta e incluso se elaboran refrescos con él. Otra de las leyendas de este árbol, en este caso relacionado con las flores, es la creencia de que si se arranca una flor de una baobab esa persona será devorada por un león.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *